POLEO PARA LAS INFECCIONES VAGINALES.


En la mayoría de los casos, las sensaciones de escozor, de irritación o quemazón en la vulva, labios, uretra o vagina, son causados por problemas de infección, normalmente de origen bacteriano, parásitario o por hongos. Para estos casos, lo ideal es utilizar un antiséptico que elimine el patógeno sin ser irritante, y que podamos utilizar para combatir la infección tanto por dentro como por fuera.

Para conseguir esto, podemos echar mano al poleo o poleo menta (Mentha pulegium). Su nombre ya hace referencia a la capacidad de la planta de eliminar ciertos parásitos, pulegium viene de la palabra pulica, que quiere decir pulga. Haciendo referencia a la costumbre que se tenía antaño de espantar las pulgas con esta planta. El poleo menta contiene mentol, timol, cineol, y otros ingredientes antisépticos que la convierten en el perfecto antibacteriano y antiséptico, e ideal para combatir la infección tanto por fuera como por dentro.

Para combatir la infección, de orina, vaginal, uretra o riñones, tenemos que beber mucha agua y podemos beber parte de esta agua con infusiones de poleo. Se deben tomar dos al día: una antes de acostarse y otra por la mañana.

Si las molestias están en el exterior, labios, parte externa de la vagina o vulva, se deben hacer baños de asiento una vez al día, sobre todo antes de acostarse. Después secarse con una toalla limpia y utilizar ropa interior holgada.



YIN YANG Y Candidiasis.

Es curioso como la medicina tradicional china, que busca un equilibrio en el cuerpo (y en todo en general) entre lo que representa entre el yin y el yang, entre la energía femenina y masculina, entre lo expansivo y la contracción, entre dos fuerzas opuestas en general... coincide con aquello que empiezan a aconsejar desde los últimos años la medicina occidental.
Sobre todo en la máxima que afirma que el hay que conseguir el equilibrio del cuerpo, y esto se consigue con la alimentación.

La Candida, el nombre que recibe un conjunto de hongos molestos que tenemos en el cuerpo y causantes delas infecciones en la zona genital (y otros) , se desarrolla de manera descontrolada cuando existe un desequilibrio químico en el cuerpo que favorece la proliferación del hongo.

En la medicina occidental, en dietética y nutrición, se aconseja evitar ciertos productos acidificantes, aconsejan tomar alimentos que metabolizamos con un resultado alcalino. Casualmente, estos alimentos aconsejados por la medicina convencional son los que en China se conocen como  energía yin: azúcares, edulcorantes artificiales, café, colorantes, bebidas fermentadas como los vinos, vinagres, las cervezas; los productos lácteos.

Los alimentos que en la medicina tradicional china se les conoce como yin, son alimentos inmunosupresores ( el sistema inmune pierde la capacidad de resistir a infecciones), son alimentos fríos, húmedos, suaves y de color oscuro. Son yin los alimentos acuáticos, como el pescado y las algas, los que crecen en la oscuridad o bajo tierra, como los champiñones y las raíces, así como la avena, la cebada, ...

En la imagen inferior se puede ver los alimentos yin y los yang. Lo ideal es mantener un equilibrio, pero si observas bien, podrás ver que nuestra alimentación suele ir hacia la alimentación yang. Según la medicina tradicional china, los alimentos que se encuentren más centrados en la imagen son aquellos más equilibrados y por tanto los que nos resultan más beneficiosos. En cambio, los alimentos que se sitúan en el extremo deben ser tomados en menos cantidad.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...