Flujo vaginal e infección.

Normalmente, no nos damos cuenta, pero en ocasiones sentimos que la cantidad de flujo, su aspecto o su olor a cambiado. Dependiendo de cómo sea, puede que se deba a un proceso hormonal normal o a una posible infección aun sin desarrollar. Veamos pues, que información nos da el flujo vaginal.

Primeramente, el ciclo hormonal tiene un efecto directo sobre la cantidad de flujo vaginal. Es normal que los días de ovulación se tenga más. También es normal que aparezca mayor cantidad antes de las relaciones y antes de la regla.

Lo que SÍ son señales de la infección son:
Un olor diferente, un poco desagradable.
El aspecto es menos fluido, más denso.
El color cambia, ahora deja de ser transparente o blanquecino a un color grisáceo y verdoso
En algunos casos, el flujo vaginal puede ir acompañado de pequeños hilitos de sangre.

Viendo el tipo de flujo vaginal, ¿puedo saber de qué tipo de infección se trata?
Para las infecciones más comunes sí. Veamos:


  • La vaginitis bacteriana (40-50% de los casos) presenta un  flujo espumoso y de color grisáceo, con olor desagradable, similar al del pescado.
  • Las infecciones causadas por hongos (20-25% de los casos)  tienen un  flujo vaginal blanco y espeso, parecido al requesón, con presencia de  escozor  y ardor en vagina.
  • La tricomoniasis (15-20% de los casos)  origina un flujo grisáceo o amarillo verdoso, espeso, de olor rancio, como a humedad. Puede presentar picazón vaginal y dolor al orinar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...