Cómo puede afectar una infección al ciclo menstrual?

Cómo puede afectar una infección a la regla? Puede retrasarla o adelantarla? Y puede producir que no funcionen las pastillas anticonceptivas?  Cambiará el aspecto o el olor? Y cómo afecta la regla a la infección de orina?

Pues bien, cuando estamos sufriendo una infección, por pequeña que sea, es muy probable que nuestra regla se vea afectada.
Es normal y en muchos casos pasa que la infección pueda producir el retraso menstrual y en otros casos (en mucho menor número) adelantar la regla. Hay casos que una pequeña infección urinaria, que en principio no se nota, o se nota tan poco que no le damos importancia, produce un retraso menstrual. Piensa que una infección es una situación de estrés para el organismo, y es sabido que el estrés retrasa el ciclo menstrual.

Además, una infección fuerte afecta también a la menstruación en aspecto y el olor. La sangre (y otros ingredientes de la regla) que va a ser expulsada es descompuesta por las bacteria E.Coli, y mientras el número de estas bacterias se mantengan bajo control, el olor no será desagradable.

Por tanto, como vemos, una infección sí que afecta a tu ciclo menstrual.

También puede pasar al revés, que el ciclo menstrual, y por tanto el ciclo hormonal, también afecte a las infecciones urinarias. Me explico: La uretra de las mujeres está revestida con el mismo tipo de células que recubren la vagina. Estas células responden a las hormonas sexuales femeninas, estrógeno y progesterona, igual que lo hacen las células vaginales. Por eso, durante la parte inicial del ciclo menstrual, resulta más fácil para las bacterias que causan la infección adherirse a las células de la uretra. Luego, después de la ovulación, cuando se mantiene alta la concentración de estrógenos y progesterona, la posibilidad de una infección reiterada, es más difícil. Podríamo encontrar una similitud con la menopausia cuando la infección se puede desarrollar por la reducción de la concentración de estrógenos.

Puede una fuerte infección eliminar el efecto anticonceptivo de las pastillas anticonceptivas? Pues en principio no... pero con un pero. En muchos casos, se receta antibiótico para eliminar la infección. Cuando se toman antibióticos, es cuando se elimina el la eficacia de las pastillas anticonceptivas.

Información extraída de MI MENSTRUACIÓN

Tipos de vaginitis... cual tengo?

Existen varias agentes infecciosos que pueden producir vaginitis, vulvovaginitis, uretritis, pielonefritis o infección del riñón. Para saber cual te puede estar afectando, veamos las características de los más comunes.
  •  por cándida,
  •  por tricomonas,
  •  bacteriana,
  •  por clamidia,
  •  gonocócica,
  •  viral.

CANDIDIASIS

  Es la infección más común, se cree que el 80% de las mujeres lo tendrán o lo han tenido. Son infecciones vaginales por levaduras de un hongo denominado Candida albicans.

Es más frecuente que se de durante el embarazo, en diabetes no controlada, si si toman antibióticos o uso de anticonceptivos hormonales y dispositivos intrauterinos (DIU).

Los síntomas de la candidiasis se suelen detectar una semana antes o durante la menstruación. El flujo en esta infección es espeso, se ven zonas blancas con apariencia de "requesón". En algunos casos tiene un cierto olor a pescado. Esta infección no se puede considerar una enfermedad de transmisión sexual, estrictamente hablando, ya que se encuentra además por otros motivos. Se puede adquirir además del coito, en toallas, ropa, agua de baño o malos hábitos higiénicos. Es más frecuente en mujeres en edad fértil o con tratamientos hormonales y es raro en niñas o después de la menopausia.

TRICOMONIASIS

En este caso, el gérmen se llama Trichomona vaginalis y no es un hongo sino un parásito microscópico . Y aunque su nombre contenga la palabra vaginalis, no solo las mujeres pueden verse afectadas. Se calcula que aproximadamente un 20% de todas las mujeres la tienen. También hasta un 10% de los hombres pueden ser portadores. De hecho, no afecta a los hombres, únicamente transmiten el parásito. Por lo visto, la proliferación de este germen se ve favorecida por la morfología del aparato urinario de la mujer. Aunque a alguna mujeres no les afecta.  La principal forma de transmisión es por contacto sexual; sin embargo, algunos estudios sugieren una transmisión a través de contacto en baños, con toallas, trajes de baño y piscinas contaminadas.

Los síntomas de la vaginitis tricomoníasica es el flujo de mal olor, picor en la vulva y molestias al orinar. Aunque hay mujeres que pueden no presentar ningún síntoma, son capaces de infectar a su pareja (mujeres portadoras).


VAGINOSIS BACTERIANA (Vaginitis inespecífica)

Aunque en este tipo de vaginosis entran un gran número de bacterias, las más comunes son la Gardnerella vaginalis y Mobilincus spp. Este tipo de bacterias se desarrollan a causa de un desajuste de la flora intestinal producido por un PH ácido (como en la mayoría de las vaginitis).

La principal forma de transmisión es por contacto sexual.

Los síntomas de la vaginosis bacteriana, la mujer pude presentar picor, ardor vulvar, flujo fétido (principalmente despues del acto sexual) y grisáceo.

VAGINITIS POR CLAMIDIA

Es la enfermedad de transmisión sexual más común, y es producida por el germen Chlamidia trachomatis. Puede causar Enfermedad Inflamatoria Pélvica.

Los síntomas más característicos son un flujo que puede aparecer algo manchado de sangre, y es posible que se sangre después del coito, dolor al orinar y secreciones. También se aprecia, en ocasiones, dolor en la parte baja del abdomen. Si la infección es visible se verá una parte inflamada y rojiza.
Puede ser que no presente síntoma alguno.


VAGINITIS GONOCÓCICA

Producido por el germen es la Neisseria Gonorrhoeae, más conocido como "gonococo".

Síntomas de la vaginitis gonocócica puede hacer que aparezca un flujo amarillento o teñido de sangre, así como sangrado tras o durante la relación sexual, y en general síntomas inespecíficos como los que se han ido mencionando.


VAGINITIS VIRAL

No únicamente las bacterias, hongos y parásitos pueden producir infecciones e inflamaciones en la zona genital. Por si fuera poco, también podemos encontrar los virus. Se trata por ejemplo del herpes simple tipo 2, tipo 1, el papilomavirus humano, y el herpes zóster.

Los síntomas de los herpes son por lo general llagas extremadamente dolorosas tanto dentro, como alrededor de la entrada de la vagina, así como en otras zonas genitales como la vulva.

Los síntomas de los papilomas son verrugas, que pueden ser dolorosas. Si no se trata, se sabe que pueden causar al cabo de los años cáncer de cuello uterino (cerviz). Se detectan mediante una tinción especial denominada "Papanicolau".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...