Óvulos para la infección.

 En muchos casos acudimos al ginecólogo para remediar cierto dolor, escozor o malestar y nos receta óvulos. ¿Qué son estos óvulos?

Pues bien, realmente no son óvulos, se llaman así por la forma que tienen y por el modo de aplicarlo. Los óvulos que son de forma ovalada y suaves, deben introducirse (por eso no se recomienda si se es virgen) para así cumplir su función.

Generalmente tienen componentes cicatrizantes y regeneradores, además de otros antiinfecciosos. Normalmente los óvulos suelen utilizarse o bien para infecciones bacterianas o para infecciones por hongos (como la famosa Cándida).

Existen muchas marcas comerciales pero en general, hay varios consejos similares para todas:


  • Se aconseja introducir por la noche. Así se consigue un mejor resultado.
  • Si empieza a bajar la regla, no te preocupes, hablalo con el ginecólogo. Aunque no suele haber ningún problema.
  • No debe tomarse durante el embarazo.
  • Si estás buscando el embarazo, será mejor esperar al tratamiento.
  • No beber alcohol.
  • La textura suave y blanda del óvulo permite la introducción fácilmente, pero algunas marcas facilitan un aplicador.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...