Remedio casero y natural: el vinagre.

Desde siempre, se ha utilizado el vinagre de manzana o vino para aliviar y curar las irritaciones vaginales o vulvares ya sea por el hongo cándida o por otro tipo de agente infeccioso. De hecho, el vinagre no solo se utiliza para esta zona, también se utiliza para infecciones en otras partes del cuerpo, como por ejemplo el cuero cabelludo cuando esta infectado de caspa grasa.

El modo de preparar este remedio casero y natural es muy sencillo. Únicamente tienes que mezclar en un recipiente con agua un poco de vinagre. Cada litro de agua corresponderá a un vaso de vinagre de manzana, si utilizas vinagre de vino debes verter menos cantidad (medio vaso).

Este remedio natural tiene un pequeño problema. No debe usarse durante mucho tiempo (no más de tres días) ya que las propiedades bactericidas del vinagre, aunque sea diluido en agua, son muy eficaces y también elimina la flora intestinal que mantiene el equilibrio necesario para que la zona se mantenga sana.


La ozonoterapia.

El ozono (O3 ) es un elemento que protege la vida en la Tierra al impedir que los rayos ultravioletas del sol dañen el ADN de las células.
Pero este gas también puede ser venenoso, y en las medidas adecuadas es un gas con un gran poder bactericida, viricida y fungicida.

Este tratamiento se utiliza para varios usos médicos, entre ellos la vulvovaginitis persistentes o de repetición, y consiste en la insuflación intravaginal de una mezcla de ozono/oxígeno. Es un tratamiento inodoro y los defensores de este tratamiento afirman que al ser un gas, el ozono es capaz de llegar a todas las zonas y desinfectarla por completo. En cuanto al número de sesiones que son necesarias para la total erradicación de estos agentes, nuestra interlocutora las sitúa en una media de 5 a 7 sesiones, no estando relacionado el número de las mismas con la antigüedad de la lesión.

La ozonoterapia permite la total erradicación de los gérmenes responsables de todo este tipo de infecciones reiterativas que generan vulvovaginitis. En la mayoría de los casos, la cándida albicans es el agente aislado más frecuentemente. De ahí, el nombre de candidiasis, pero a veces se aíslan bacterias como la gardnerela vaginalis o, de forma más puntual, el herpes genital que también pueden ser tratados con ozonoterapia.

Este tratamiento tiene sus contraindicaciones: y entre estas, están la alergia al ozono y el embarazo.

Información extraída de Wikipedia y http://www.ozonoterapia.net/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...