Irritación vaginal durante la menopausia.

Como ya vimos, la bajada de los niveles de estrógeno durante la menopausia produce sequedad vaginal y a causa de esto se producen irritación, dolor al mantener relaciones sexuales, etc... ¿qué podemos hacer entonces?

Pues bien, para los problemas de sequedad vaginal, puedes utilizar lubricantes a la hora de mantener relaciones sexuales. Es un buen remedio que te aliviará la irritación y el dolor durante las relaciones sexuales.

Por otra parte, el remplazo hormonal, que como bien dice su nombre se trata de suplir la escasez de estrógenos del cuerpo, alivia los problemas de sequedad, además de otros síntomas típicos de la menopausia.

Un remedio casero es el Gel de Caléndula: flores de caléndula, aceite germen de trigo y glicerina, la verdad es que es un lubricante natural y muy eficaz.


Además es recomendable incluir perlas de onagra (3 al día), aceite de germen de trigo (2 o 3 cucharadas al día) y aceite de oliva en la dieta.

Picores e irritación durante la menopausia.

Durante la menopausia, los niveles de estrógenos (hormona femenina) se reducen y probocan ciertos cambios en nuestro cuerpo. Son varios los cambios que se producen, y los hay anímicos y físicos. Uno de los cambios que se producen son la irritación vaginal.

El picor vaginal durante la menopausia es producido principalmente por una sequedad molesta e incómoda que se traduce en dolor en las relaciones sexuales, picor, irritación, sensacion de quemazon en la zona genital, etc.

Cuando baja la concentración de estrógenos, la vagina tiene menos lubricación y además, la cantidad de capas en el revestimiento de la vagina se encogen, y esta piel más delgada tiene más probabilidades de irritarse o de ser propensa a las infecciones vaginales. Por este motivo, es posible que no disfrute de las relaciones sexuales como antes.

¿Y qué soluciones hay para esto? enlace
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...